10.10.07

La bella y la bestia

La belleza no mira,
sólo es mirada.
Albert Einstein.
Sallent de Gállego (Huesca). Agosto de 2007.

3 comentarios:

Sergio dijo...

Eso explica por qué las mujeres que se saben (o al menos creen) bellas tienen siempre esa mirada perdida al punto de fuga, en el horizonte infinito (y más allá).

La imagen me recuerda a un chiste soez, pero sin en cambio gracioso:
"Discoteca. Una chica (de esas que sólo son miradas y nunca miran) apoyada en silencio en una columna. Se le acerca un chico ingenioso, pero poco agraciado:
El: ¿Bailas?
Ella, después de una mirada despreciativa: No se hizo la miel para la boca del asno.
Él: Oye, que yo te he pedido sólo que bailes, no que me la chupes"
:D
En la foto parece precisamente el asno el que se hace de querer

Diego Zurdo dijo...

Al final muchas de las chicas que se saben agraciadas porque muchos chicos se lo hacemos saber con miradas, gestos o comentarios... acaban con un pollino... Si es que les gustan...
Ahora pienso en los dos tipos de mascotas que se pueden tener:
-Por asimilación: tengo un gato elegante porque quiero que la gente me perciba como sofisticado. O un rotweiler porque quiero que la gente me respete...
-Por contraste: tengo un burro para hacer resaltar más mi belleza, como un diamante sobre un terciopelo negro....

Mikel dijo...

El chiste de Sergio me recuerda a otro parecido.
El típico cachitas malote y su amigo el tontito en la discoteca. "Verás cómo me ligo a la pava que está en la columna" (pongamos que era la misma que la de la miel para la boca del asno del chiste anterior), le dice el cachitas al tontito. "A ver, nena, di un número del 1 al 5", pregunta el cachas. "El 3", responde ella. "Muy bien, te ha tocado, te vienes conmigo a la cama", y se piran. El tontito sorprendido, decide probar suerte el también, y se acerca a la amiga de la primera, que ahora estaba sola (acechada por las miradas de los lobos que la rodeaban, claro). "A ver, nena, di un número del 1 al 5". Ella responde: "El 4". Y responde el tonto "Mierda, por uno...!".